Mirar atrás no tiene porque ser malo, ni nostálgico, creo que simplemente es necesario  para recuperar momentos que no merecen quedar perdidos en el olvido.

Y esto es  lo que ha sucedido estos días y que me ha tenido bastante ocupado. He estado trabajando en las fotos que hacía muuuuuuuuuuucho tiempo le debía a una de rubias favoritas, la muñequísima Laura Sanz. Esta preciosidad, no solo es un encanto de amiga y una belleza, sino que tambíen una diseñadora  madrileña fantástica, de la que pronto oiréis hablar mucho: Toxi Katu.

Revisando el material que tenemos, decidimos darle salida a una serie de fotos que hicimos el año pasado, y que merecían ser vistas. Al revisar el material de nuevo me di cuenta de que tengo auténticas joyas guardadas y que habrá que seguir mirando atrás para que vean la luz y brillen.

Y a mi Lau, me gustaría darle las gracias por su pacieeeeeeeeeeeencia infinita, decirte que te quiero muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo, y que espero que el retraso haya servido la pena. A ver si le gustamos a Pilar y a ver si hacemos más cositas juntos, ja ja ja!!!

Besos y hasta mañana…

Laura Sanz – Foto de Álex Pérez (2011)

Anuncios