Etiquetas

, , , , , , , , ,

Time to clean out the closet and and to show some new “old” stuff… The pics I am posting you today were taken in October last year during a highly improvised trip the sweet Ruby  and I made to an amazing location in Belgium.

One of the most frequent questions I get is  ‘where do you find your locations?’. I will dedicate a particular post to that matter one of these days, but a quick answer is reading, investigating, driving without any particular direction until I spot something interesting… Though probably Internet is the best weapon.

If I were one of those urbex guys who always PROTEEEEEEEEEEEEEEEECT and TRY (they can´t with me) to HIIIIIIIIIIDE this type of places I would NEEEEEEVER tell you where they are. But I am a BITCH, and I really like to IRRITATE (should I say FUCK?) those people, so I like to tell where all those fantastic locations are.

So, if my dearest urbex people agree, I don’t think there is any problem to say we visited Salve Mater, a huge psychiatric centre for women opened by the Queen Elizabeth of Belgium in 1926, and sadly abandoned in 1997. I must say it is one of the most beautiful and amazing places I’ve ever visited, formed by 8 big buildings which still keep many many interesting things, memories, and above all grief and pain of those days. Just google it and you´ll find very interesting info about it. And also its location.

I had already been to that place to take pics, so when I talked to Ruby about it, it took us only 5 minutes to organize a roadtrip there, mostly to visit it, but also to take some pics if possible.

It’s very hard to explain all the magnificence of the place and all the feelings that chill your spine once there… especially when you realize that was not precisely a holiday hotel. To be honest, every second must be enjoyed, because there is too much too see and feel… But Ruby and I couldn’t miss the chance of shooting.

We got there early in the morning… skipped all the safety measures to enter the place (I must say it is not very legal to break in, and if you do it the chances you are caught by the police of people living in the surrounded areas are quite high). So if you ever decide to visit the place, please be extremely careful: he chances of being caught are very high if you don´t know how to get inside the place, that´s not usually easy.

We spent around 5 hours wandering into the different buildings and once we had spotted all the interesting locations, we decided to shoot in three of the many many spots the place gives you. We chose a corridor with a veeeeeeeery spooky chair where I immobilized Ruby (only for some pics), some very nice stairways and probably the creepiest place ever, a bathroom with a bath completely filled with blood and needles (which probably were not very healthy). 2 Hours shooting before it got dark…

Ruby’s look was AWESOME, so the location and the time we spent there exploring, shooting, scaring innocent children who were investigating place (WE DID!!!!) and meeting Carlos Daniel Miranda, a  very nice photographer who was a little bit scared (but fascinated) when he suddenly found spookie Ruby like an apparition.

The edition of the pics has been quite simple. I´ve only adjusted the colours with Lightroom, and for the ones in the chair I went back to my old times and used textures. I think it fits… For the others in the stairs, I had always seen those as very very very white high key images, but in the very last minute I decided to try a cross processing and the results were quite nice.

And for all of you wondering how photoshopped (or how real) my images are, I will show you their original versions, straight out of the camera… so you can judge.  Enjoy them…

That´s all for today. Enjoy the gorgeous Ruby… and if you ever decide to visit Salve Mater, please be careful and respectful with the place.

Many thanks.

RUBY DE LA PORTÉ – Pic By Álex Pérez (2013)

RUBY DE LA PORTÉ – UNEDITED VERSION

RUBY DE LA PORTÉ – Pic By Álex Pérez (2013)

RUBY DE LA PORTÉ – UNEDITED VERSION

RUBY DE LA PORTÉ – Pic By Álex Pérez (2013)

RUBY DE LA PORTÉ – UNEDITED VERSION

Momento de ir vaciando el armario y de enseñaros algún nuevo “viejo” material… Las fotos que publico hoy se tomaron en Octubre del año pasado, durante un viaje por carretera altamente improvisado que la dulce Ruby y yo hicimos a una localización impresionante de Bélgica.

Una de las preguntas más frecuentes que me hace la gente es “dónde encuentras esas localizaciones?”. Le dedicaré a eso una entrada uno de estos días, pero una respuesta rápida es leyendo, investigando, conduciendo sin una ruta preestablecida hasta que aparece algo interesante… Aunque probablemente Internet sea la mejor arma.

Si fuese uno de esos tíos urbex que siempre PROTEEEEEEEEEEEGEN e INTENTAN (no les sale bien conmigo) ESCONDER este tipo de lugares, NUUUUUUUNCA os diría donde son. Pero como soy un MALÉFICO, y me gusta IRRITAR (o debería decir JODER?) a esa gente, me gusta desvelar donde están todas esas localizaciones tan fantásticas.

Por lo tanto, si mis queridos urbex están de acuerdo, no creo que haya problema alguno en contar que visitamos Salve Mater, una gigantesca institución psiquiátrica para mujeres abierta por la Reina Elizabeth de Bélgica en 1926  y tristemente abandonada en 1997. Debo decir que es uno de los lugares más hermosos e impactantes en los que he estado, formado por 8 edificios los cuales todavía guardan muchas cosas interesantes, recuerdos y sobre todo angustia y dolor de aquellos días. Simplemete googlearlo y encontraréis información muy interesante. Y también su localización.

Ya había ido a ese sitio a hacer fotos, así que cuando le hablé de él a Ruby no nos llevó ni 5 minutos organizar una excursión hasta allí, principalmente para visitarlo, pero también para hacer algunas fotos si era posible.

Es muy difícil explicar toda la magnificencia de ese lugar y todos los sentimientos que te producen escalofríos una vez allí… especialmente cuando te das cuenta de que aquello no fue un complejo de vacaciones. Para ser honesto, hay que disfrutar cada uno de los segundos allí dentro, porque hay mucho que ver y sentir… Pero Ruby y yo no pudimos evitar hacer fotos.

Llegamos tempranito por la mañana… sorteamos todas las medidas de seguridad para entrar allí (he de decir que no es muy legal entrar, y si lo haces las posibilidades de que te coja la policía o la gente que vive en los alrededores son bastante elevadas). Así que si alguna vez decidís visitar el lugar, por favor sed extremadamente cuidadosos: las posibilidades de que os pillen son muy altas si no sabéis por donde acceder, que no es precisamente fácil.

Nos tiramos unas 5 horas deambulando por los distintos edificios y una vez localizados los sitios más interesantes, decidimos hacer las fotos en tres de los muchísimos lugares que este sitio de da. Escogimos un pasillo con una silla muuuuuuuuy perturbadora en la cual inmovilicé a Ruby (solo para unas cuantas fotos), unas escaleras muy chulas y probablemente el sitio más grimoso de todos, un baño con una bañera llena de sangre y agujas (que probablemente no eran muy sanas). 2 Horas haciendo fotos antes de que se hiciese de noche…

Ruby estaba DE MUERTE, al igual que la localización y que el tiempo que pasamos allí explorando, haciendo fotos, asustando a niños inocentes que estaban investigando el lugar (LO HICIMOS!) y conociendo a Carlos Daniel Miranda, un fotógrafo muy majo que se asustó (y fascinó) un poco al encontrase de repente a Ruby como una aparición.

La edición de las fotos fue muy sencilla. Solo les ajusté bien el color en el Lightroom, y para las de las silla volví a mis viejos tiempos y utilicé unas texturas. Creo que le sientan bien… Para las otras en las escaleras, siempre las había tenido en mente como imágenes súper blancas, claves altas, pero en el último segundo decidí probar con un proceso cruzado y los resultados fueron muy buenos.

Y para todos esos que os preguntáis cuanto de photoshop (o de verdad) hay en mis fotos, os voy a enseñar los originales salidos de la cámara… así podréis juzgar.

Esto es todo por hoy. Disfrutad de la preciosa Ruby… y si alguna vez decidís visitar Salve Mater, por favor tened cuidado y sed respetuosos con el lugar.

Muchas gracias.

Anuncios