El pasado mes de Abril, y sin poder rechazar su invitación, me escapé unos días a Madrid a casa de Vercrisa. Además de pasar unos días comiendo chucherías con ella y jugando con sus perros Dexter y Afri, no podía dejar escapar la posibilidad de hacer fotos a una de las niñas más espectaculares que conozco y que, además de ser una de las tres chicas que aparecen por partida doble en la expo, os seduce desde el cartel para que visitéis DEADLYWOOD .

La foto se hizo en la primera de las sesiones que preparamos durante mi estancia allí. Vercrisa, como buena maquilladora y caracterizadora que es, preparó un maquillaje chulísimo, un peinado genial y localizó en el armario de su padre una cazadora de cuero con mucha historia, para hacer algo estrambótico a lo Lady Gaga. Desmontamos su dormitorio poniendo todo partas arriba (muuuuuuuuuuy patas arriba), para aprovechar la pared granate y tener un fondo lo más homogéneo posible.

Las tomas con la cazadora no nos estaban convenciendo demasiado, así que cazadora fuera!!! Aprovechamos una silla muy chula que tenía por allí, su capacidad para poner posturitas y fulminar con la mirada y conseguimos alguna que otra cosilla interesante.

Y como no todo iba a ser trabajar, antes de devolver todo a su estado original (que remedio…) aprovechamos para una buena sesión de pressing catch y aplastamiento por colchón, ja, ja, ja.

A nivel de retoque, tal vez esta sea una de las fotos más procesadas dentro de lo poco que me gusta hacerlo. Preparé una versión en color, que no me convencía lo suficiente, añadí una textura al  fondo para hacerlo un poco más interesante, y finalmente opté por  dejarla en ese tono que podéis ver, pasando la foto a ganar muchos enteros.

Desde DEADLYWOOD le envío un besazo enorme a mi adoradísima Vercrisa y una vez más le agradezco su gran amistad y generosidad.

Besazo Ari!!!

Anuncios